Cuatro puntos básicos a tener en cuenta a la hora de comprar un aire acondicionado


Cuatro puntos básicos a tener en cuenta a la hora de comprar un aire acondicionado:

Qué mirar a la hora de comprar un aire acondicionado:

 

La compra de un aparato de aire acondicionado supone un desembolso económico importante para la economía de una familia. Estos aparatos los instalamos en casa con la esperanza de obtener un funcionamiento óptimo y de disfrutar de sus prestaciones para casi toda la vida a cambio de un mínimo mantenimiento.

Pero muchas veces, tras su instalación y puesta en marcha, nos encontramos que el aparato elegido no se adapta del todo a las necesidades que teníamos y entonces el disfrute que esperábamos se convierte en suplicio.

¿Qué aspectos debemos de tener en cuenta a la hora de comprar un aire acondicionado?

1º ¿Qué vamos a climatizar?

Este aspecto que puede parecer obvio, es la mayoría de las veces el gran olvidado a la hora de la compra, de hecho, la mayoría de las ventas se realizan a través de un vendedor con escasos conocimientos sobre aire acondicionado que se limita a preguntar: “¿es para un dormitorio o un salón?” Y cuando el cliente responde: “un salón”, el vendedor vuelve a preguntar: “¿Es muy grande?”, dependiendo de la respuesta que el cliente le dé, el vendedor consulta una tabla y le vende el aparato de la capacidad que allí ponga sin tener en cuenta ningún otro aspecto.

A la hora de climatizar un recinto, hay que calcular sus cargas térmicas, es decir, las características constructivas y de ocupación de la habitación a climatizar, para así poder ofrecer al cliente el aparato que más se adapte a sus necesidades.

Muchas veces, nos sorprendería saber que en esa habitación para la que le vendieron un aparato de 2.000 vatios, con sólo 1.000 sería suficiente, claro que si buscamos aparatos de 1.000 vatios en las tiendas, nos encontramos con la sorpresa de que no los hay y claro instalamos uno de el doble de capacidad, con lo que conseguimos enfriar la habitación, pero ni mucho menos climatizarla ya que estamos alterando de forma brusca los valores de humedad.

Si usted va a climatizar, lo ideal es un sistema centralizado y zonificado, lo que pasa es que no siempre esto es posible y la mayoría de las veces tenemos que optar por instalar splits. En todo caso, hágase siempre asesorar por un profesional de la climatización.

2º ¿Cuánto consume el aparato?

Si hacemos la cuenta de lo que consume nuestro antiguo aparato frente a lo que consume un moderno aparato Inverter, observaremos que el ahorro energético es importante.

En la actualidad, se busca que los aparatos eléctricos sean eficientes

Modelo de etiqueta energética

Modelo de etiqueta energética

energéticamente, es decir, que para hacer un mismo trabajo consuman menos energía eléctrica.

La eficiencia energética viene dada por un factor llamado SEER (ojo, no confundir con el antiguo EER ya que una máquina de SEER 10 consume mucho más que una de EER 10) y dependiendo del valor que de este factos se le otorga una clasificación energética que va desde la letra D hasta la letra A+++.

La capacidad frigorífica de un aire acondicionado, eso que siempre hemos preguntado: ¿de cuantas frigorías es?, pues se puede expresar en frigorías/hora o en vatios (1w=0.86 frig/h), una máquina es más eficiente cuantos menos vatios de electricidad consuma para producir un vatio de frio o calor, el valor de su SEER será más alto y la letra con la que se expresa su clase energética estaré más próxima a la A+++.

Consulte siempre la etiqueta energética antes de comprar cualquier aparato eléctrico.

3º El Servicio técnico posventa.

Es muy importante que si su aparato sufre algún defecto de fabricación o instalación, esté respaldado por un buen servicio técnico que solucione este tipo de problemas. Para eso lo mejor es siempre dejarse aconsejar por un buen profesional, acostumbrado a tratar con los servicios técnicos de las diferentes marcas y que además le pueda ofrecer el suyo propio para resolver posibles fallos de instalación.

4º Que el aparato sea confortable.

Es necesario que un aparato de aire acondicionado no perjudique nunca el confort de una habitación sino que lo mejore, para ello debe de ser lo más silencioso posible (esto también se puede consultar en su etiqueta energética), debe encajar estéticamente en el conjunto del recinto y debe de venir equipado con un buen juego de filtros capaces de adecuar la calidad del aire a nuestras necesidades particulares.